Dos años después de conocer su historia, Adrián sigue sin diagnóstico

Adrián necesita una cirugía de emergencia para evitar las transfusiones cosntantes. (Foto: Alexis Batres/Soy502)

Adrián necesita una cirugía de emergencia para evitar las transfusiones cosntantes. (Foto: Alexis Batres/Soy502)

“Ha sido una lucha de 4 años y medio, pero no pensamos darnos por vencidos”, dice Luis Haroldo, el padre de Adrián Andrés que tiene una enfermedad no diagnosticada.

Luego de conocer su historia en 2015, sobre una enfermedad sin diagnóstico, la vida del hijo menor de la familia González es de una lucha diaria. Todo empezó a raíz de su nacimiento, cuando el cordón umbilical del pequeño traía un color poco usual; desde ese entonces el niño debe recibir tratamientos de sangre, pero cada día empeora.

  • ENTÉRATE

Antes, Adrián tenía los niveles de hierro entre 800 y mil. Ahora llegó a 2500, destruyendo la mayor parte de sus órganos. Ahora él necesita transfusiones de sangre cada 40 días y con un proceso de filtración para evitar problemas renales. Antes, el hígado estaba de mayor tamaño, ahora está severamente inflamado.

Mensualmente la familia González gasta aproximadamente 12 mil quetzales sin ningúna complicación. Adrián necesita ser trasfundido, medicamentos, citas con especialistas y exámenes para buscar el nombre de su enfermedad.

Actualmente los padres del niño solicitan ayuda a todas las personas para realizar una esplenectomía, un procedimiento quirúrgico que elimina parcial o totalmente el bazo. Esto previene dañar más el hígado, permite realizar la menor cantidad de transfusiones posibles y no empeorar la salud y órganos del paciente.

“Haremos una cirugía sin tener garantía de una mejora, pero debemos hacer cualquier cosa para mejorar la salud de nuestro hijo menor que, aunque no esté sano, queremos que tenga una vida más normal”, dice Luis Haroldo. Adrián mantiene un color amarillo debido al rompimiento constante de los glóbulos y a su baja hemoglobina. Mantiene bajo apetito, poca energía y sobre todo una vida que va de hospital en hospital e inyecciones.

Los hermanos de Adrián dicen que sufren mucho al ver a su hermano menor sufrir todos los días. (Foto: Alexis Bátres/Soy502)
Los hermanos de Adrián dicen que sufren mucho al ver a su hermano menor sufrir todos los días. (Foto: Alexis Bátres/Soy502)

Una vida diferente

“Para nosotros como padres ha sido muy duro ver a nuestro hijo sufrir tanto, que lo pinchen con tanta frecuencia y que no pueda tener una vida como todos los demás. Queremos tener un diagnóstico, pero lo más importante es mantener a nuestro hijo con vida, cueste lo que cueste”, dice María José, madre de 3 pequeños.

La vida de Adrián quien es una persona amorosa y sobre todo luchadora, ha sido muy dura al igual que la de su familia. Los niños estudian por internet debido a la frecuencia con la que asisten a los hospitales; han tenido que aprender a pedir ayuda, sobrevivir con gastos mensuales de cantidades exageradas y luchar todos los días contra una enfermedad sin nombre.

La familia tiene una página en Facebook donde publican el estado de salud del pequeño y reciben ayuda de algunas personas. Si tú quieres apoyarlos, puedes comunicarte al 5529-0730.

19 de mayo de 2017, 07:05

cerrar