Las historias de los sobrevivientes de Irma tras su paso por Florida

Irma dejó numerosos daños tras su paso por Florida, Estados Unidos, el pasado fin de semana. (Foto: AFP)

Irma dejó numerosos daños tras su paso por Florida, Estados Unidos, el pasado fin de semana. (Foto: AFP)

El paso del huracán Irma dejó a tres personas muertas en accidentes de tránsito provocados por las intensas lluvias y los fuertes vientos, así como árboles y ramas caídas, semáforos inservibles, rutas cerradas, varias embarcaciones hundidas y enormes daños en distintas zonas de Florida

El fenómeno natural también dejó sin electricidad a más de 6.2 millones de habitantes del estado y provocó que muchas personas tuvieran que caminar con el agua hasta la cintura para intentar llegar a sus hogares.

  • LEE AQUÍ: 

Afectados en los Cayos

De acuerdo con el gobernador de los Cayos de Florida, Rick Scott: "Hay devastación. Solo espero que todos hayan sobrevivido, lo que vimos fue horrible. Hay mucho daño". 

Mientras que Emily Copeland, relacionista pública de 33 años, relató que pasa los fines de semana en su casa rodante en cayo Islamorada y que su hogar temporal quedó totalmente destruido. 

"Algunos tráileres están definitivamente destruidos, son un montón de escombros... Es horrible porque es una comunidad muy especial y tomará mucho tiempo reconstruirla, estamos todos muy mal", afirmó Copeland. 

Este lugar estaba bajo evacuación obligatoria, pero unas 10 mil personas se rehusaron a salir de sus casas, aseguró Bryan Koon, director de la Oficina de Manejo de Emergencias de Florida

"Había un carro que el agua le pasaba por arriba de las llantas", contó Estrella Palacios, una enfermera de 53 años que también se quedó en Brickell. "Se siente tristeza de ver esto así, pero se esperaba que fuera peor porque las noticias fueron bien alarmantes", agregó. 

Afectados en Miami

Un ingeniero llamado Juan Castillo decidió dedicarse a leer y ver televisión todo el día, mientras el huracán Irma azotaba las costas de Florida. Como él, muchos otros residentes decidieron no dejar sus viviendas, pese al riesgo que corrían. 

“El huracán está siendo malo, muy malo, como esperábamos, pero no terrible. Para nosotros, el peligro es que pueda haber algún tornado”, aseguró Castillo. 

Mientras que Peter Akey de 64 años, un hombre bronceado y con el cabello color plata, aseguró: “Mi casa vale más que cualquier indemnización millonaria. Yo soy esa casa y no puedo permitirme perderla”. 

Por su parte, una pareja de jubilados, identificados como John Flaherty de 75 años y su esposa Joanne, decidieron salir de casa y se fueron a un hotel con sus pertenencias básicas. 

“Unas chanclas, mi esmoquin negro y suficiente vino para sobrevivir. A ver si el de arriba se levanta por la mañana y decide salvar mi botecito del ojo del huracán”, bromeaba John. 

No todos tuvieron la misma suerte. Daniel Castellano de 19 años, de origen hondureño, salió en bicicleta hacia Naples en búsqueda de comida enlatada, ya que en su casa no habían suficientes alimentos si el temporal se quedaba más tiempo.

  • TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: 

"Estoy un poco nervioso. Viniendo para acá aguanté hambre, desvelos y pandillas, pero no sé, quién sabe si puede que este huracán sea hasta más tremendo que aquello”, aseguró Castellanos. 

Tormenta tropical

Irma dejó de ser huracán y se convirtió en una tormenta tropical tras su paso por Naples, en la costa oeste de Florida, después de tocar tierra el domingo en los Cayos del sur de Florida. 

12 de septiembre de 2017, 06:09

cerrar