La historia detrás del supuesto inocente condenado por asesinato

El mexicano Everardo García Peña fue sentenciado a 26 años de prisión, siendo inocente del crimen por el que se le acusó. (Foto: archivo/Soy502)

El mexicano Everardo García Peña fue sentenciado a 26 años de prisión, siendo inocente del crimen por el que se le acusó. (Foto: archivo/Soy502)

Everardo García Peña es un ciudadano mexicano que se asentó en Guatemala hace aproximadamente 25 años, según recuerda su esposa. Su nombre se está conociendo por ser el hombre sentenciado a cumplir una condena de prisión de 26 años por un asesinato que supuestamente no cometió.

¿Sentenciado siendo inocente? Por insólito que parezca, el hombre que lleva tras las rejas cinco años fue involucrado en una trama que ahora se desvela y expone cómo un proceso judicial manipulado por militares, un fiscal y civiles que encubrieron a los asesinos intelectuales y materiales. El caso ahora se conoce como Manipulación de Justicia.

  • LAS CAPTURAS DEL CASO:

García Peña vivía en una colonia de Chiquimulilla, Santa Rosa, fue capturado el 28 de diciembre de 2012 y en julio de 2013 se emitió la sentencia condenatoria.

Pero en 2016 una nueva investigación de la Fiscalía Especial contra la Impunidad del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG) determinó que el mexicano no tiene responsabilidad en el asesinato de José Armando Melgar Moreno, padre de los hermanos Melgar Padilla, afines al presidente Jimmy Morales.

¿Cómo lo involucran?

Según el MP, se “determinó que la investigación con la que se le acusó fue guiada por Erick Melgar Padilla”, el comandante de la Guardia de Honor, a quien la jueza Claudette Domínguez revocó la orden de captura por su implicación en este caso. 

  • RECUERDA:

La evidencia del MP ha determinado que los testigos en el juicio contra el mexicano “fueron personas preparadas para mentir”.

¿Por qué el mexicano? La versión del nexo para involucrarlo surge por el lugar de residencia. Everardo García Peña vivía en Chiquimulilla, cerca de Óscar René Melgar Moreno, tío de Erick Melgar Padilla, a quien la estructura ahora conocida como Manipulación de Justicia quería inculpar del crimen.

Además esa estructura vio en García una vulnerabilidad. Uno de sus hijastros está cumpliendo una condena por el asesinato del cantautor Facundo Cabral y asumieron que “era parte de una banda criminal”, dice el expediente de la fiscalía.

La presión para el mexicano siguió estando en prisión. Hay testimonios y registros que comprueban las visitas que recibió Everardo García en la cárcel en nombre de Erick Melgar Padilla.

  • POR SI NO LO VISTE:

El Sistema Penitenciario corroboró los lugares de encarcelamiento. García permaneció en el Preventivo de la zona 18 desde su captura en 2012 hasta inicios de febrero de 2015, cuando fue trasladado a Pavón.

El 28 de enero de 2017 volvió a ser trasladado, ahora de Pavón hacia el Preventivo para Hombres, donde se encuentra actualmente.

En la prisión lo visitaron Lesbia Montúfar, funcionaria en ese entonces de la Digecam (Dirección General de Control de Armas y Municiones), y la abogada Dora Bonilla, quienes se presentaron como enviadas de Erick Melgar y le realizaron un ofrecimiento económico millonario a cambio de culpar del asesinato de José Melgar a Óscar Melgar. El mexicano no accedió.

Habla su esposa

Soy502 contactó a Teresa de Jesús Hernández, la esposa de García Peña. La mujer no duda en recordar los que considera días “duros”.

En la corta charla contó que conoció a Everardo en México, a donde viajaba para adquirir productos y revenderlos en Guatemala, actividad que aún realizan sus familiares para “ganarse el sustento”.

Se destruyó todo, nuestra vida cambió
Teresa de Jesús Hernández
, esposa de Everardo García Peña.

La mujer que se queja de su salud, porque padece diabetes, dice que no ha podido visitar a su cónyuge, pero lo hacen otros familiares y amigos del barrio que “aún creen en él”.

Hernández recordó que antes de ser detenido, su esposo era pastor en una iglesia que fundó de nombre Bethel. “Después de eso la iglesia ya no siguió”, aseguró.

¿Recobrará su libertad?

El mexicano no tiene abogado defensor actualmente, según su esposa, quien declaró que hace como dos meses dejaron de representarlo legalmente: “tuvieron miedo, ya no quisieron seguir”.

En el caso de Everardo García Peña, procede la revisión de la sentencia que lo condenó, pero un litigante debe hacer esos trámites.

Actualmente García Peña estaría colaborando con el MP, en calidad de testigo protegido, debido a que esos datos se encuentran en reserva.

23 de febrero de 2018, 05:02

cerrar