¿Por qué no es recomendable lavar el pollo antes de cocinarlo?

Esta práctica podría poner en riesgo la salud de tu familia. (Foto: Diario La Prensa)

Esta práctica podría poner en riesgo la salud de tu familia. (Foto: Diario La Prensa)

Cuando compras carne cruda y la llevas a casa, lo primero que muchos hacen es lavarla ya que de esa manera sería más higiénico cocinarla

Sin embargo, esta acción puede resultar todo lo contrario. De acuerdo con la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, lavar la carne de pollo podría propagar bacterias en el ambiente. 

Esta agencia resalta que la razón por la que no debe lavarse está relacionada con la bacteria Campylobacter, un patógeno emergente que se encuentra presente en la carne cruda de pollo.

Se explica que, al lavar el pollo, la bacteria Campylobacter se esparce a otros instrumentos de cocina o en las manos, lo que crea un ecosistema idóneo para su distribución.

El investigador y docente del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de México, Rodrigo Balam Muñoz, explicó que la variedad más peligrosa de estas bacterias es la Campylobacter jejuni, un patógeno emergente que encuentra en los seres humanos un buen sitio para habitar.

Esta bacteria puede invadir el tejido epitelial del intestino y debido a su movilidad, puede alcanzar y reproducirse en el interior y generar un desbalance iónico, es decir, cuadros de diarrea que favorecen su dispersión.

Asimismo, recordó que existe una relación entre la infección con Campylobacter y el desarrollo de una enfermedad que se consideraba autoinmune: el síndrome de Guillain Barré, una afección del sistema nervioso que disminuye la calidad de vida.

De este modo, insistió que a pesar de que lavar el pollo es una práctica que se realiza por generaciones, se sabe que puede causar este tipo de infecciones, y recordó que los primeros brotes empezaron en China. Lo recomendable es concinar el pollo como viene.

*Con información de Excélsior

20 de agosto de 2017, 11:08

cerrar