Lujo de diputados

Los ex diputados César Fajardo, Selvin García y Marcelino García Chutá, en audiencia en tribunales. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Los ex diputados César Fajardo, Selvin García y Marcelino García Chutá, en audiencia en tribunales. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Ha quedado claro: un grupo de diputados percibió, como dice la sabiduría popular, “pasos de animal grande” e intentó, sin éxito, escapar del brazo de la justicia.

¿Recuerdan? Hace apenas unos días, mientras la mayoría de guatemaltecos estábamos consternados por el fallecimiento de 40 niñas y adolescentes en el Hogar Virgen de la Asunción, en el pleno apareció de súbito una solicitud para reformar la Ley de Servicio Civil del Congreso. Ello pretendía, básicamente, otorgar amnistía a todo lo actuado por los legisladores de 2008 a la fecha. Una carta blanca para cualquier ilegalidad, en otras palabras.

Las firmas de quienes proponían semejante aberración jurídica eran, casi todas, ilegibles. Salvo una: la de Jaime Regalado, del Movimiento Reformador, aliado del partido oficial.

El diputado Jaime Regalado, quien firmó la petición de amnistía para diputados. (Foto: Wilder López/Soy502)
El diputado Jaime Regalado, quien firmó la petición de amnistía para diputados. (Foto: Wilder López/Soy502)

Al parecer, y según testimonios de otros congresistas, en ese momento nadie entendía qué pasaba. Nineth Montenegro, jefa de bancada de Encuentro por Guatemala, solicitó una copia de lo que pretendía aprobarse cuando a esta enmienda ya se le daba lectura, violando así los procedimientos legislativos. Las redes sociales se activaron de inmediato y, tanto en Facebook como en Twitter, un grupo de ciudadanos lanzó voces de alerta. Al final, sólo 20 diputados firmaron a favor. Uno de ellos, Carlos López, es en este momento prófugo de la justicia. 

Además: Diputados intentan amnistía para involucrados en plazas fantasma

Esa misma semana, en Emisoras Unidas se entrevistó a otro de los firmantes: al legislador independiente Mynor Cappa, quien fue electo por el desaparecido Partido Patriota. Argumentó que había avalado la iniciativa sin percatarse bien de lo que estaba haciendo. Que había sido un error. Y señaló directamente a César Fajardo y a Manuel Marcelino García Chutá, así como al citado López, de ser los integrantes del grupo  de legisladores que estaba detrás de ésta y de otras iniciativas para procurar impunidad. Fajardo y García Chutá, como también los ex congresistas Aleksander Castillo y Selvin García guardan prisión preventiva en Matamoros, acusados por el Ministerio Público de “abuso de autoridad y peculado por sustracción”. Está pendiente la captura de otros tres ex legisladores por los mismos delitos. Se trata de Julio César López Villatoro, Juan Alcázar y Pedro Gálvez.

El diputado Edgar Ovalle está prófugo. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
El diputado Edgar Ovalle está prófugo. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Y pendiente de captura sigue el legislador Edgar Ovalle, a quien la Corte Suprema de Justicia le retiró la inmunidad ese 14 de marzo en el que se pretendió garantizar impunidad. Ese 14 de marzo en el que, también, una diputada de la bancada oficial, Patricia Sandoval, acusó a gritos a Jorge de León Duque, Procurador de Derechos Humanos,  de ser el responsable de lo ocurrido en el Hogar Virgen de la Asunción. Al día siguiente, otro representante del pueblo, Estuardo Galdámez, aseguró que la tragedia “había sido un crimen para desestabilizar al Estado” y también culpaba de la muerte de las 40 niñas al Ombdusman.

A lo anterior se suma que un legislador, Fernando Linares Beltranena, promueve ahora una iniciativa de ley para reactivar el transfuguismo. Y que una interpelación (a la Ministra de Salud, Lucrecia Hernández) se solicitó antes de iniciarse la citación correspondiente y que la firmaron diputados que ni siquiera estuvieron presentes en el interrogatorio a la funcionaria. Eso, tan sólo en los últimos diez días. Lo repito de nuevo: qué lujo de diputados. 

23 de marzo de 2017, 18:03

cerrar