Salma Hayek cuenta su "monstruosa" experiencia con Harvey Weinstein

Salma Hayek relata en el New York Times el acoso que sufrió por parte de Harvey Weinstein. (Foto: Chad Batka/The New York Times)

Salma Hayek relata en el New York Times el acoso que sufrió por parte de Harvey Weinstein. (Foto: Chad Batka/The New York Times)

Con el título Salma Hayek: mi monstruo Harvey Weinstein, la estrella mexicana de Hollywood escribió su historia vivida con el personaje que ha sido el motivo de angustia de muchas mujeres en el mundo del cine. 

 

 

La actriz comentó en una columna de opinión en el New York Times cómo Weinstein fue su mayor pesadilla durante la grabación de Frida, película de la que Salma fue actriz y productora, y que se hizo bajo el sello Miramax, empresa que el señalado lideraba en la época. 

Hayek contó que conoció al productor gracias a sus amigos Robert Rodriguez y Elizabeth Avellan y que ella se acercó a Weinstein con el fin de dar a conocer la historia de Frida Kahlo, la artista que no reconocieron en su tiempo. 

 

 

La también productora contó que tuvo que decir "no" a Harvey a sus extravagantes y abusivos pedidos, como bañarse con él, dejarlo que la viera bañarse, dejar que le diera un masaje, que un amigo suyo desnudo le diera un masaje, que le hiciera a Salma sexo oral o que Salma se desnudara con otra mujer, entre otras situaciones. 

Debido a los rechazos hacia sus demandas, Weinstein le puso una serie de obstáculos para que la película se llevara a cabo, ya que el guion, luego de una negociación, le pertenecía a Miramax.

 

 

A parte de que Harvey le dijo a Salma que "no era nadie", él le hizo pedidos aparentemente imposibles de cumplir para que se lograra rodar el film: conseguir que se reescribiera el guion sin algún pago adicional, recaudar 10 millones de dólares para financiar la película, contratar a un director de primer nivel y asegurar que actores conocidos interpretaran cuatro de los roles más pequeños fueron las peticiones de Harvey. Todo fue cumplido a cabalidad por Salma, por ello él no pudo decir que no al proyecto. 

 

 

Lo logré gracias a un grupo de ángeles que me rescataron, como Edward Norton, quien reescribió de manera hermosa el guion y terriblemente nunca recibió el crédito
Salma Hayek.

 

 

La estrella afirma que Harvey no quería hacer la película y que al rodarla el proceso fue un infierno, ya que hubo que soportar visitas sorpresa al set con gritos del productor, peticiones de tomas sexuales y otros inconvenientes. 

 

 

Hayek afirmó que Weinstein quería a una Frida más sexy y que un personaje con una ceja y que cojeaba no le daba nada de eso, además se ponía insoportable y no descansó hasta lograr una escena sexual entre dos mujeres.

 

 

Cuando terminó la película, Harvey no la quiso estrenar en cines y Salma logró que por lo menos fuera vista en una sala en Nueva York, que fue todo un éxito.  

A pesar de todo, Frida logró seis nominaciones a los Oscar, incluida una a mejor actriz. 

Como mujeres nos han devaluado artísticamente como si fuéramos indecentes, a tal punto que la industria fílmica dejó de esforzarse en averiguar lo que quieren ver las audiencias femeniles y las historias que queremos contar
Salma Hayek.

 

 

Salma agradeció que sus compañeras se animaran a alzar la voz y a las audiencias por escuchar las experiencias que todas han vivido con este personaje.

 

 

"Los hombres acosan sexualmente porque pueden y las mujeres estamos hablando porque en esta nueva era por fin podemos hacerlo", cerró. 

Si quieres leer la historia completa de Salma Hayek con Harvey Weinstein, ingresa aquí

 

  • RECUERDA: 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

* Con información de The New York Times

13 de diciembre de 2017, 20:12

cerrar