Una telenovela llamada "Casa Blanca"

Trump ha sido duramente criticado por su cercanía con el gobierno ruso.

Trump ha sido duramente criticado por su cercanía con el gobierno ruso.

Dada la estridencia en su campaña, pocos esperaban que la presidencia de Donald Trump fuera tranquila. Durante sus discursos, los inmigrantes indocumentados (y los latinos en general) estuvieron siempre con los reflectores encima: “los bad hombres” que debían ser disuadidos de ingresar a Estados Unidos gracias a un muro infranqueable que tendría que pagar México. Y  en su país de origen, los beneficios de los tratados de libre comercio iban a suspenderse.

Ciento y pico de días más tarde, no hay tal muro en camino y el TLC está tan vigente como en 2015. No se ha acabado con el Obamacare (el primer paso está dado, pero con poca posibilidad de triunfo en el Senado) y la prohibición de viaje a ciudadanos de países con mayoría islámica se quedó entrampado en las cortes. Eso sí, al melodrama que es hoy la presidencia del millonario neoyorkino, cuesta seguirle más la pista que a un episodio de “House of Cards”.

Analicemos los eventos de los últimos días: de un día para otro, Trump despidió de forma fulminante al Director del FBI, James Comey. Hubo, por lo menos, tres versiones distintas del porqué y del cómo de esta salida, hasta que el presidente dejó claro, en una entrevista, que la razón detrás era la investigación que dirigía el defenestrado vinculada con la supuesta relación que su campaña entabló con el gobierno ruso.

Días más tarde surgieron más revelaciones: se hablaba de que el mandatario pudo haber compartido con dos altos funcionarios del Kremlin información proporcionada por un gobierno aliado (Israel), acerca de posibles formas de operar del Estado Islámico. Revelar datos clasificados es prerrogativa del presidente, pero el momento resultó ser de lo más inoportuno. Rusia ayer, Rusia hoy, Rusia mañana. Rusia, en la agenda permanente.

No se había secado aún la tinta de ese reportaje, divulgado por el Washington Post, cuando The New York Times sacaba a luz su propia exclusiva: que Comey había escrito un memorándum en que dejaba constancia de que Trump le había pedido que, por vida suya, abandonara la investigación sobre la posible conspiración rusa y se concentrara en descubrir quién filtraba qué a la prensa.

Hoy, los apostadores en Las Vegas aseguran que el neoyorquino tiene menos de 50 por ciento de posibilidades de llegar a 2020. Los pedidos de que se inicie un proceso de destitución (impeachment) suenan cada más fuertes. La telenovela, en el país más poderoso de la Tierra, continúa. Y el resto del mundo está obligado a prestarle atención a cada giro de la trama. No puede ser de otra manera. Y todo, a poco más de diez días de que empiece la nueva temporada de "House of Cards".

19 de mayo de 2017, 05:05

cerrar